Europa y Cuba avanzan en su compromiso con los derechos humanos y el diálogo político

post-img

La Unión Europea y Cuba dieron un nuevo paso en sus discusiones sobre derechos humanos y anunciaron la creación de un diálogo estructurado para abordar ese tema, el mismo día en que certificaron la reanudación de su diálogo político de alto nivel. "Hoy hemos retomado formalmente nuestro diálogo político", declaró la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, en una rueda de prensa junto al canciller cubano, Bruno Rodríguez, de visita en Bruselas. La alta representante comunitaria destacó que las partes no celebraban una reunión de diálogo político de alto nivel desde 2011, y afirmó que "hay muchas áreas en las que la UE y Cuba pueden tener una relación fructífera". En paralelo, también indicó que esperan iniciar en junio en Bruselas un diálogo estructurado sobre derechos humanos, un formato de conversaciones que la UE mantiene con muchos países, y apuntó que pedirá al representante especial comunitario para los Derechos Humanos, Stavros Lambrinidis, que siga el proceso. Por su parte, Rodríguez aseguró que "los anuncios que acaban de realizarse confirman los progresos alcanzados" en las relaciones con la UE. "La UE y Cuba hemos tenido extensos intercambios sobre derechos humanos durante muchos años", dijo, y agregó que el "diálogo a nivel técnico" que van a emprender será "una contribución a la cooperación internacional en esta fundamental materia". "Estamos dispuestos a una cooperación más amplia en la garantía del ejercicio de todos los derechos humanos, incluidos los civiles y políticos y también los económicos, sociales y culturales para todos los seres humanos del planeta", afirmó Rodríguez. Los derechos humanos es uno de los aspectos que se abordan en la negociación de un acuerdo de diálogo político y cooperación -que podría convertirse en el primer pacto bilateral entre las partes-. Mogherini se mostró confiada en que la próxima ronda de negociaciones tenga lugar en junio y que puedan concluir el proceso a finales de año. "Existen áreas también de profundas discrepancias entre la UE y Cuba", advirtió en todo caso Rodríguez. El canciller apuntó que la posición común, la política restrictiva unilateral que mantienen los Veintiocho hacia Cuba y que supedita sus relaciones al avance de los derechos humanos en la isla, "ni siquiera se mencionó" cuando la Unión invitó a La Habana a negociar dicho acuerdo. El bloque comunitario espera que el acuerdo en ciernes pueda sustituir a la posición común, rechazada de pleno por La Habana, pero que sólo puede retirarse con el voto unánime de los Veintiocho. Mogherini hizo hincapié en que la relación con Cuba es "fuerte" y que la UE espera "acompañar" el proceso de cambios que se está produciendo en América Latina. El titular de Exteriores cubano puso de relieve el "espíritu constructivo" y tono "respetuoso" de la reunión que tuvo hoy con Mogherini, y mostró su agradecimiento por la tradicional postura de rechazo de la UE al embargo estadounidense a Cuba. También expresó sus condolencias por las últimas tragedias migratorias en aguas del Mediterráneo y deseó "que haya una cooperación universal" en relación con ese asunto. Gira europea del canciller cubano Según Mogherini, también abordaron las crisis en Libia, Oriente Medio o Ucrania, y la "manera de cooperar más" a nivel multilateral en la lucha contra el cambio climático o contra la pobreza. La visita de Rodríguez a Bruselas se anunció en marzo, cuando la política italiana viajó a Cuba en lo que fue la primera visita de un alto representante de la UE a la isla. El canciller cubano aseguró que en Francia y en Bélgica ha llevado a cabo "excelentes visitas bilaterales" y que espera continuar en esa línea en las que tiene programadas a Luxemburgo y Holanda antes de regresar a La Habana. En París ultimó con el presidente galo, François Hollande, la primera visita a Cuba de un dirigente francés el próximo 11 de mayo. Rodríguez confirmó asimismo para septiembre la visita del papa Francisco a Cuba, y aseguró que "la presencia de su santidad será memorable" y recibirá "la más cálida" bienvenida del pueblo cubano. "Latinoamérica y Cuba nos sentimos orgullosas de tener un papa latinoamericano", afirmó, y subrayó en especial que su voluntad de erradicar la pobreza "tiene la consideración de los cubanos". Mogherini y Rodríguez también abordaron los preparativos de la cumbre UE-Celac (la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) del 10 y 11 de junio en Bruselas. El ministro cubano aseguró que "será un evento de importancia significativa" y que "todo el mundo espera alta asistencia de los jefes de Estado y Gobierno de las dos regiones", sin llegar a confirmar su acudirá el presidente, Raúl Castro. Fuente: 20 Minutos Continuar leyendo: Link 

Leave a reply

Name

Website

Message