La comunidad internacional le exige a Venezuela la liberalización de los presos políticos

post-img

Desde febrero de 2014, fecha en que se inició la ola de protestas contra Nicolás Maduro, el número de presos políticos en Venezuela, según datos que proporciona el Foro Penal Venezolano, asciende a más de 90 personas, entre los que se encuentran Leopoldo López y Daniel Ceballos.

[caption id="attachment_474" align="alignright" width="300"]Ex-Alcalde del Municipio de Chacao, Leopoldo López. Fuente de la imagen: Wikimedia Commons Ex-Alcalde del Municipio de Chacao, Leopoldo López.
Fuente de la imagen: Wikimedia Commons[/caption]

Los exalcaldes de San Cristóbal (Daniel Ceballos) y del Municipio de Chacao (Leopoldo López) se encontraban en huelga de hambre hace más de 20 días y esto sirvió para que la comunidad internacional focalizará su mirada en lo que estaba aconteciendo desde el año pasado en el gobierno de  Maduro.

Junto a López y Ceballos, otras 20 personas se sumaron a la huelga de hambre para exigirle al gobierno de Venezuela la libertad de todos los presos políticos, la finalización de la represión contra la oposición, el fin de la censura a los medios de comunicación que no son oficialistas y que se hagan públicas las fechas de elecciones parlamentarias por medio del Consejo Nacional Electoral (CNE). Según considera la oposición, en estas elecciones parlamentarias se debería contar con la "observación internacional calificada de la OEA y la UE" para lograr transparencia en los comicios.

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) también se ha sumado al pedido de elecciones y se encuentra presionando a Venezuela para que los comicios se lleven a cabo este año.

Por otra parte, el alto comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, declaró que se encuentra “muy preocupado” por las condiciones en que se hayan los recluidos y ha criticado al gobierno venezolano por el trato que se le imparte a Ceballos y a López. El vocero de dicha oficina, Rupert Coville, afirmó que "existen serios problemas con las condiciones de su detención" y agregó que las encarcelaciones llevadas a cabo a los recluidos el año pasado fueron arbitrarias.

Es por ello que la ONU, por medio de un comunicado emitido la semana pasada, volvió a pedir que se libere a todos aquellos que han sido aprisionados en Venezuela por ejercer "sus derechos fundamentales de libertad de expresión y libertad de asamblea".

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también se suma al pedido internacional y le recordó al Estado venezolano “su obligación de proteger la vida de ambos líderes opositores, presos desde hace más de un año acusados de instigar la violencia en una serie de protestas antigubernamentales durante el primer semestre de 2014”, como así también lo hizo la Organización de Estados Americanos (OEA), expresando su "profunda preocupación" por el incumplimiento de las medidas cautelares que se dictó el pasado 20 de abril a favor de López y Ceballos.

Asimismo, las ONGs  se encuentran interviniendo y pidiendo que dejen asistir de forma sanitaria a los presos políticos en las penitenciarias venezolanas, en lo que consideran es un atropello a los Derechos Humanos.

[caption id="attachment_473" align="alignleft" width="300"]Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Fuente de la imagen: Wikimedia Commons Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Fuente de la imagen: Wikimedia Commons[/caption]

El pasado domingo 7 de junio, el presidente Nicolás Maduro se iba reunir con el Sumo Pontífice. Ante el anuncio de la reunión del Papa Francisco con el presidente venezolano, la oposición tomó los templos religiosos de todo el país 24 horas antes del encuentro "para pedir al Papa que exija a Maduro la libertad de los presos”, como así también lo hizo el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, explicándole en una carta dirigida el Papa Francisco su "profunda preocupación" por la situación de los Derechos Humanos en Venezuela y el "arbitrario encarcelamiento" de los políticos opositores.

Junto al pedido de la oposición en Venezuela y del director para las Américas de HRW, el Club de Madrid le solicitó al Sumo Pontífice interceder ante Maduro por los presos políticos "en su enérgica defensa de la dignidad humana" y que le pida al presidente venezolano "la liberación de los presos políticos".

Pese a las peticiones, el encuentro entre el Papa y el presidente de la República Bolivariana de Venezuela no se pudo concretar, ya que la visita de Maduro a Roma se canceló por una afección que sufrió el presidente venezolano.

 Otra situación que tuvo repercusión internacional ante lo sucedido con los presos políticos fue la visita que se efectuó el martes 9 por parte del expresidente del Gobierno de España Felipe González, quien se retiró del país declarando que “Maduro es el responsable de la catástrofe de Venezuela”, luego de que el gobierno le negara los permisos para visitar a los presos políticos Leopoldo López, Daniel Ceballos y Antonio Ledezma.

Actualmente, como iniciativa de las ONGs, diversos organismos multinacionales y los familiares de los retenidos, están organizando por medio de las redes sociales, una misa mundial por la liberalización de los presos políticos. Esta ceremonia se va a realizar de manera simultánea tanto en Caracas, como en más de 40 ciudades del mundo.

El fin de este evento es pedir paz para la población venezolana, la cual se encuentra fragmentada entre oposición y oficialistas, y exigir la liberalización de los presos políticos que consideran un atropello a los Derechos Humanos.

Leave a reply

Name

Website

Message