Lucha de poder y hambre en Yemen

post-img

Ante el fracaso de las pláticas de paz, y los ataques constantes,

el país se acerca a una de las peores crisis humanitarias.

Medio Oriente, región que da mucho de qué hablar. Hogar de las grandes metrópolis como Dubai, Abu Dabhi o Riyadh; presenció el génesis de las tres grandes religiones y de dos de sus profetas más magnánimos. Poseedora de una historia milenaria e infraestructura asombrosa, también es una de las regiones que no ha podido lograr una paz duradera. Conflictos como el Palestino – Israelí, la guerra en Iraq o la presencia de talibanes en Afganistán, por mencionar algunos, han sido constantes en la historia moderna.

[caption id="attachment_575" align="alignleft" width="300"]Hutíes protestan en Yemen Fuente: eleconomista.es Hutíes protestan en Yemen
Fuente: eleconomista.es[/caption]

Hace unos días, los medios hicieron eco de la presencia de los rebeldes hutíes en la ciudad de Al Hazm, en la frontera con Arabia Saudita. Pero ¿quiénes son los hutíes?, ¿por qué representan una amenaza para Arabia Saudita?, ¿hay riesgo en la región por este conflicto?

Es necesario empezar por definir el escenario: Yemen. Ubicado en la península arábiga, la República de Yemen es vecina de Omán y Arabia Saudita. Aunque su historia se remonta hasta el Imperio Otomano, la República como tal se conformó hace 25 años. La religión mayoritaria es el Islam, cuyos practicantes son principalmente suníes (65%) y chiíes (35%). En los países árabes, los suníes son mayoría; Irán, por otro lado, es mayoritariamente chií. La diferencia más notable entre ambas ramas es por cuestiones de liderazgo: mientras los chiíes consideran que los descendientes de Mahoma son los que deben liderar a los musulmanes, los suníes creen que cualquier musulmán puede llevar a cabo esa tarea.

Yemen ha sido identificado como una de las bases más importantes de Al Qaeda en la región, pero también por tener un gobierno que ha tratado de colaborar con Estados Unidos (EEUU) en la guerra contra el terrorismo. Sin embargo, también ha tenido que lidiar con un conflicto interno protagonizado por los “hutíes”, rebeldes chiíes cuyo nombre fue tomado del clérigo Hussein al – Houthie, quien fue asesinado por tropas gubernamentales en 2004. Los hutíes, cuya base se encuentra originalmente al norte de Yemen, buscan más derechos para los chiíes y autonomía en la región de Saada. Además de ser simpatizantes del ex Presidente Ali Abdullah Saleh (quien era chií), son críticos del gobierno suní por sus relaciones con EEUU.

Los enfrentamientos entre hutíes y las tropas gubernamentales se han presentado de forma constante, aunque con intermitentes, desde 2004. A lo largo de los choques entre rebeldes y tropas, es importante tener en mente que los miembros de Al Qaeda también han mantenido cierta desestabilización en el país; entre esos años, Al Qaeda tuvo impacto con ataques y amenazas, tanto a rebeldes como al gobierno, manteniendo su línea en contra del gobierno de EEUU. Pese a ello, en marzo del 2010 el gobierno yemení y los rebeldes hutíes lograron establecer un cese al fuego, con el cual vinieron algunas condiciones: retirada de los rebeldes de Saada, la liberación de prisioneros, retorno de armamento, entre otros. Con esporádicos episodios de violencia, el armisticio mantuvo a Yemen en relativa calma.

[caption id="attachment_576" align="alignright" width="300"]Ali Abdalá Saleh, presidente yamení Fuente: mexico.cnn.com Ali Abdalá Saleh, presidente yamení
Fuente: mexico.cnn.com[/caption]

En 2010, fuimos testigos de varios movimientos en el norte de África sin precedentes. La primavera árabe logró derrocar a dictadores del poder, aunque hay otros que se resisten a caer. En Yemen, 2011 representó la llegada del movimiento. A lo largo del rpaís se presentaron diversas protestas contra el régimen del Presidente Saleh, quien dejó el poder a finales del mismo año, aunque retuvo el título de Presidente hasta las elecciones de febrero del 2012. En tanto, Abd-Rabbu Mansour Hadi fue quien quedó a la cabeza del país,  para después ser el Presidente oficialmente en esas elecciones.

Mansour Hadi recibió un Yemen con severos conflictos: no sólo eran los hutíes, también existen conflictos inter-tribales y la presencia de Al-Qaeda principalmente. Sus intentos por tener un gobierno abierto al diálogo y a la cooperación han dado pie a que los episodios de violencia e inestabilidad, especialmente en las fuerzas armadas, se mantengan como constantes durante 2012 y 2013. Los bombardeos de EEUU sobre posibles blancos de Al-Qaeda y el supuesto envío de armamento de Irán para los rebeldes hutíes, así como el movimiento separatista Hiraak, fueron clave para que las negociaciones sobre una nueva constitución no se pudiesen llevar a cabo adecuadamente.

El año 2014 fue clave para los hutíes. Los rebeldes se han ido empoderando; no sólo tuvieron victorias significativas en las provincias del norte de Yemen, también han dado batalla a miembros de Al Qaeda y otros grupos tribales. Han logrado no sólo resistir severos ataques de las fuerzas de gobierno, también han tenido importantes avances en territorios del norte; algo que también ha sido de ayuda es el armamento pesado que portan. Este argumento es muy utilizado por Arabia Saudita para afirmar que las armas son provistas por Irán. Por otro lado, la escasa acción del gobierno de Mansour Hadi, así como los quiebres de los ceses al fuego, fueron permitiendo que los hutíes lograran controlar espacios gubernamentales. Para fines de año, se hicieron de la capital, Sanaa, y también de zonas costares importantes en el mar Rojo.

El 22 de enero de este año, Mansour Hadi renunció como Presidente de Yemen. El vacío de poder que ha dejado ha dado paso a más violencia e inestabilidad. Hadi estuvo bajo arresto domiciliario, pero la comunidad internacional comenzó a ejercer una mayor presión sobre los hutíes, a fin de detenerse. El 26 de marzo, los países árabes iniciaron la “Operación Tormenta Decisiva” para frenar a los rebeldes a través de los ataques aéreos. Arabia Saudita es quien ha encabezado estos ataques, con apoyo de EEUU. El objetivo es restaurar a Mansour Hadi en la Presidencia.

[caption id="attachment_577" align="alignleft" width="300"]Frontera de Arabia Saudita y Yemen Fuente: actualidad.rt.com Frontera de Arabia Saudita y Yemen
Fuente: actualidad.rt.com[/caption]

En fechas recientes, los hutíes lograron controlar la Al Hazm, ciudad capital de la provincia de Al Yuf, en la frontera con Arabia Saudita. La idea de tener tan cerca a aliados iraníes es una situación que afecta a Arabia Saudita, ya que Irán es un actor clave para la lucha de poder en el Medio Oriente. Asimismo, cabe destacar que este avance en Yemen se gesta a un día de iniciar las pláticas de Paz en Ginebra, auspiciadas por Naciones Unidas.

Al día de hoy, se habla del fracaso de las pláticas de paz al no lograr que hutíes y el gobierno de Mansour Hadi lograsen un cese al fuego. El país es víctima de los rebeldes, los militares leales al gobierno de Hadi, aquellos leales al Presidente depuesto, los ataques aéreos comandados por Arabia Saudita y aliados. La población yemení no cuenta con agua, comida, energía y medicamentos; de acuerdo con la UNICEF, cerca de 20 millones de personas (aproximadamente el 80% de la población) requieren asistencia humanitaria urgente, más aún con los bloqueos navales que impiden el acceso de dicha ayuda. Asimismo, de acuerdo con la ONU, se requiere más de un billón de dólares para hacer frente a la crisis; miles han muerto, y más de trescientas mil personas se encuentran en calidad de desplazados.

¿Cómo terminará el conflicto?, ¿cuándo? Aún no hay respuestas.

Leave a reply

Name

Website

Message